sábado, 17 de noviembre de 2018

NADIE TE QUITA NI LO COMIDO NI LO BAILADO

Por Aley

Cuando el César salió de la cárcel le dio la impresión de que había entrado en otra cárcel, una en donde le tocaba trabajar para comer y dormir. La única alegría fue encontrar que su abuelo o padre seguía con vida y salud y que su amigo elemental Alexis seguía demoníaco y rebelde. El día que llego al barrio tuvo la decencia de saludar e invitar la gaseosa y se hizo el baile y la fiesta que duro los tres días del fin de semana, pues era festivo.  Pero la justicia a veces es inclemente pues de no se donde aparecieron unos tipos que se quisieron llevar a don Primo para un asilo porque lo habían denunciado o mejor se habían quejado de sus paseos nocturnos en "bola" o sea desnudo, además de andar escupiendo los vitrales de los negocios e insultar los monumentos a los héroes patrios, al igual que a Sócrates se le inculpo de no señalar a dios alguno e intoxicar jóvencitas con métodos de anticoncepción satánicos. Se hizo entonces en plena cancha de fútbol las descargas y por su puesto salieron a relucir un grupo de vandálicas viejas chismosas con la queja y de otra parte don Primo que quiso defenderse él mismo pero al que ayudaba todas las personas más allegadas a su afición de pensador, al fin de cuentas don Primo no fue condenado y la insurrección se continúo a la final viene siendo como él mismo dice "nadie me va a quitar lo comido ni lo bailado"    

martes, 13 de noviembre de 2018

LECHE Y PAN

Por Aley

Cuando el César se perdió a el Alexis le tocó hacerse cargo de otra casa, no había tanto dinero, no había tampoco razón de nada. Y entonces en la adversidad al Alexis le tocaba escaparse del colegio y llevar en una bolsa la leche y comprar un pan, ese era todo lo que almorzaba y cenaba don Primo y lo hizo por quince días, pero don Primo lucido como siempre decía era todo el alimento que necesitaba y había veces en que Alexis llegaba a prepararle un pedazo de carne asada y don Primo se quedaba con la parte quemada, y el Alexis no miraba día malo con don Primo, el viejo siempre tenía para contar algo, y si no era para quejarse del gobierno, era para decir que el clima era atrevido, siempre iban a la gallera para apostar las monedas suficientes para comprar la leche y el pan y de paso hasta a veces les regalaban el gallo perdedor: un enclenque cuerpo de gallo fino que Alexis desplumaba y hacía un caldo que decoraba con papas y cilantro. Y no fue hasta que el César dio señales de vida hasta cuando la ración si apenas mejoró con un pedazo de queso y bocadillo y entonces todo pareció aclararse para todos.

sábado, 10 de noviembre de 2018

PERO QUÉ POCA COSA

Por Aley

A la Tila le gustan los aguacates con pan, don Primo va con el Alexis al almuerzo a ofrecerle una docena y ella los devora con avidez, mientras les cuenta a modo de pago qué ha sido de la noche, les dice por ejemplo: vino un tipo con malas intenciones diciendo que si me dejo pegar me paga más y yo ni crespa naá!, y otro que dizque si le dejo ver alguna sesión y no aguanta, el sexo es puro... morbo y algo de desazón a mí ya me sabe a cacho, la cosa de empinar un triángulo en medio de un semi-aro, qué cosa de genial va a ser, pero a los hombrecitos parece que les va de pelos, ya ellos se aburren de sus mujeres correctas y mandonas y ya no les basta... Don Primo en cambio cuenta que antes el sexo era cuestión de respeto y era todo un rito, y como no había televisión, ni revistas ni tantas putas, había que saber pedir permiso para tocar, para parar, para seguir, Alexis en cambio dice que la generación de ahora concibe un sexo elemental y accidental, la vida es poca cosa pero un orgasmo a destiempo trae vida y por ende el goce de unos segundos dura años de sacrificio y dolor. 

martes, 6 de noviembre de 2018

A PLENA LUZ

Por Aley

El César llega en su bólido rojo magullado recoge a don Primo quien de mala gana se atreve a subir al auto, van por el Alexis que les espera con la caña de pescar, van a la terraza un cerro alto desde donde ven a las bandas de rock ensayar y la gente se acomoda para ver, pero el Alexis siempre va con su segunda intención, esta vez con su caña de pescar y anzuelos se dedica a robar los bolsos que las damas abandonas mientras aplauden a los músicos. El César a veces le mueve la caña a un lado y corre el riesgo de ser descubierto, don Primo le defiende. Y cuando llevan una media docena de bolsos se van al auto a revisar la mercancía: cachivaches de la más intima posibilidad, algunos billetes y maquillaje por cientos, y así va la cosa; otro día el Alexis va con su cerbatana y molesta a unos y otros y causa peleas mientras él aprovecha la confusión para ir puesto a puesto desocupando a todos de sus pertenencias, pero su interés no es vano ni malo, al final todo lo de la jornada lo deja abandonado en la basura, menos claro está los billetes que corre a apostar a los gallos.

sábado, 3 de noviembre de 2018

CASA DE EMPEÑO

Por Aley

Don Primo ve la vitrola azul y se le ocurre dársela al Alexis. Después de ir a la casa de empeño con los billetes se van a apostar a los gallos al parque y ganan, luego se van a comer mangos a la azotea, y luego a conversar con las chicas malas de la comuna 14 y luego a ver salir a las secretarias de los juzgados con sus empinadas zapatillas y falditas de ensueño y luego a comer nísperos con miel y luego de nuevo a la azotea a ver como ensayan los de la banda, y luego se cansan los dos de existir... Don Primo es feliz, sonríe con sus dos colmillos y Alexis aunque tiene la dentadura completa no se le ve sonrisa... luego se acuerdan de ir a reclamar la vitrola pero han extraviado el recibo y no hay forma, entonces Alexis convence a don Primo que esa noche asaltará la casa de empeño y recuperara la vitrola. Así que don Primo duerme cuando llaman a su puerta unos policías diciendo que si conoce al muchacho aquel que llevan  -¡claro! si es el Alexis - dice, y ellos le explican que le interceptaron cuando quería poner una bomba en su casa. ¡Qué bomba! dice don Primo y le indican la vitrola cosa que jamás los de la autoridad habían visto en sus enclenques vidas. 

miércoles, 31 de octubre de 2018

CAMINO AL CIELO

Por Aley

Alexis se le curo esa manía de escupir cuando miro a don Primo escupir más lejos ¡vaya! se dijo, y creo en su mente dibujo que si se eyacula como se escupe entonces no falta domesticar a una mujer, sino que desde lejos se le hace la puntería... Como quiera que sea Alexis se fue después de don Primo pero juntos coincidieron en este mundo, el uno viejo y el otro demasiado joven , el uno fue el padre que no tuvo el otro, y ya esta demás decir que una mamá haga lo que haga es perfecta en todo ¿pero un padre?. Bien o mal el nieto de don Primo le procuro al viejo toda la dosis de disfrute: le patrocino enfermeras esbeltas, dosis de morfina y de anfetaminas y hasta el humo de la marihuana propicios hasta para curar la muerte, eso si se quejo en el sepelio de Alexis diciendo - si este loco me hubiese dicho que se iba a morir la noche anterior nos hubiésemos ido de putas - Pero lo que voy a relatar es la coincidencia de dos almas en este terreno por un lado don Primo un viejo de estricta terquedad, y por el otro Alexis un muchacho rebelde con atisbo de ternura. Ambos ya partieron a su modo al cielo pero nosotros queriendo conocer ese camino nos queda seguir sus aventuras en este plano para tener la posibilidad de ir al otro plano y no sufrir demasiado.  

sábado, 27 de octubre de 2018

VOLCÁN

Por Yania Salazar

El matrimonio no debe ser una obligación pues lo único bueno de el es la noche de bodas.

MALEJA. - No me digan que volvieron a estropear la boda...

CÉSAR: Pensamos en vaciar alcohol sobre el ponche... al final solo llevamos pólvora...

ALEXIS._ Y cuando fueron a encender la vela el pastel explotó... voló crema a todos lados... 

CÉSAR: Se mancho el vestido de la novia con crema de cereza, eso parecía un festín zombie...

ALEXIS._ Fue como un volcán en medio de las risas de unos y las lágrimas de otros la fiesta continuó y el suceso quedo olvidado...

CÉSAR: Solo hasta cuando a este se le ocurre bailar con el trapero repleto de cera líquida que hizo que la pista de baile fuese en extremo resbalosa...

ALEXIS._ Se vieron pasos de baile jamás imaginados...

CÉSAR: Terminaron los esposos por los suelos pero en la fascinación del amor todo es posible y se besaron hasta que se les pelaron los labios... qué envidia!

ALEXIS._ Y no vas a preguntar qué fue del pobre Charlie?

MALEJA. - Qué pasa con aquel?

CÉSAR: Tuvo un desliz con la novia y fue conducido por la autoridad a una celda por codiciar el bien ajeno...

MALEJA. - Yo si decía que el chico prometía...